jueves, 12 de enero de 2017

Kissenger, el videochat para mandar besos a distancia

Una idea y un invento genial que está en su  etapa de pruebas, Kissenger es el primer videochat que emplea un dispositivo a modo de accesorio de smartphone que permite mandar besos a distancia. El futuro del chat puede ser besarse con la otra persona incluso estando a cientos de miles de kilómetros si Kissenger tiene éxito y logra imponerse en los mercados.
Kissenger, el videochat para mandar besos a distancia

Gracias a la tecnología, las distancias pueden acortarse de manera increíble, por ejemplo mediante los servicios de chat, pero aún así, las muestras de afecto se limitan al texto, al video y a la voz. A su vez, expresiones como un abrazo o un beso por el momento sólo están limitados a los famosos emojis del chat.
Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Londres planea resolver este inconveniente con Kissenger, el videochat para mandar besos a distancia, el primer sistema móvil para transmitir las sensaciones que genera un beso mediante un accesorio de hardware que se conecta a un smartphone.
El dispositivo electrónico en cuestión registra los movimientos de los labios (posición, presión y duración), envía las instrucciones por Internet y reproduce el mismo movimiento en el receptor que tiene el destinatario del beso.
Según Emma Yann Zhang, una de las creadores del servicio e investigadora de la Universidad de Londres, Kissenger emplea una serie de sensores de alta precisión que están instalados debajo de un molde que emula unos labios artificiales.
De momento la aplicación se encuentra en una etapa de pruebas, pero sus creadores planean lanzar una versión de la aplicación para teléfonos iPhone a la brevedad.
“Kissenger puede ser utilizado por parejas a distancia, familias e incluso como recurso de marketing. Las celebridades o ídolos pop podrían enviar besos a sus fans de todo el mundo”, escribió Zhang en su blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario