martes, 23 de julio de 2019

Seguridad en Internet


Seguridad en Internet

Los datos personales, mucho más que los bancarios

Puede que no te hayas dado cuenta pero, más allá de las compras que hacemos en Internet, mucha de nuestra información personal está expuesta a los peligros de la red.

Está claro que todos los datos bancarios son datos muy sensibles ante posibles fraudes informáticos, pero no son los únicos riesgos que corremos al navegar por la red:

     Robo o daño de información
     Ataques a sistemas o equipos
     Suplantación de identidad
     Venta de datos personales
     Robo de dinero

Los delincuentes informáticos utilizan diferentes modos para atacar a una víctima en la red, ya sea mediante virus (con los que se puede vulnerar un sistema o alterar el funcionamiento de algún dispositivo) o mediante pishing (un cibercriminal se hace pasar por una persona diferente para adquirir información personal y confidencial).

Los dispositivos, plataformas o aplicaciones que nos espían

Ha sido la última noticia sobre este tema, pero el hecho de que Amazon vaya a grabar las conversaciones que la gente tenga en presencia de Alexa no es el único caso de las aplicaciones “espía”.

Mucho más cerca tenemos el caso de la FaceApp, al instalarla aceptamos que se utilicen (e incluso cedan a terceros) nuestros datos personales.

El tema de Whatsapp también es sensible ya que es una aplicación que nos permite intercambiar mucha información e, incluso, realizar llamadas. Siempre hay que intentar no intercambiar información muy personal a través de esta plataforma.

Este aspecto de utilizar y ceder nuestros datos aparece en la letra pequeña (muy pequeña) de la mayoría de redes sociales. Por ello, cuanto menos datos personales tengas en estas redes, mucho mejor para tu seguridad.

Hay veces que, al bajar una aplicación, nos pide permisos raros, como acceder al micrófono o los contactos sin que sea necesario para su uso. Buscan el acceso a esto para llegar a lo que realmente quieren: los datos. Cuando bajes o utilices aplicaciones, deja que accedan sólo a los datos que necesiten, no aceptes cosas que no están relacionadas con ellas.

Por último, hay que tener en cuenta que plataformas como Netflix o HBO utilizan tus datos y elecciones para adaptar la plataforma a tu gusto. Aunque es algo que te avisan desde el principio, hay que tener cuidado con los datos que les dejamos manejar.

Consejos para estar protegido en Internet

     Sé consciente de dónde estás:Tenemos que ser conscientes de los riesgos que podemos tener en Internet y ser precavido con las páginas que visitamos y los archivos que descargamos.

     Un buen antimalware: Es un software que nos protege de código malicioso como virus, troyanos o ransomware.

     Actualizar el sistema operativo y aplicaciones: Así no dejaremos abiertas puertas de entrada que se pueden explotar de forma sencilla.

     Utilizar contraseñas robustas: Y diferente para cada tipo de uso. Hoy en día ya existen requisitos de seguridad para las contraseñas como que combinen mayúsculas y minúsculas, que tengan que llevar números o, incluso, caracteres especiales. También es importante que las cambies cada cierto tiempo.

     Gestor de contraseñas: Si eres de los que se olvidan de las contraseñas, no las apuntes en la agenda del móvil o en algún papel, utiliza un gestor de contraseñas.

     No acceder a sitios web de dudosa reputación: No te fijes sólo en si tiene el candado o no, comprueba, también, la legitimidad del certificado digital.

     Evitar descargas no conocidas: Es una de las mayores brechas de seguridad que existen. Si no estás seguro del origen, evítalo o verifícalo previamente.

     Redes WiFi gratuitas: Si utilizas una red Wifi gratuita para navegar por páginas públicas, el riesgo es mínimo. De todas formas, nunca las uses para páginas que requieran entrada de datos personales.

     Cuida tu identidad digital: Toda información, incluso las fotos, dejan rastro. Sube, solamente, aquella información que consideres totalmente pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario