sábado, 31 de agosto de 2019

Las energías del futuro


La lucha por la sostenibilidad y el medio ambiente que se está realizando va a propiciar una revolución energética en los próximos años. Se quiere acabar con la contaminación y la guerra por los diferentes recursos, lo cual puede ser posible gracias a las energías que protagonizarán los próximos años. Hoy en día, producir energía es algo caro, poco eficiente y, en su mayoría, perjudicial para el planeta. Pese a los grandes avances que se han llevado a cabo en el mundo de las energías, millones de habitantes del mundo no dispone de acceso a la electricidad. Veamos cuáles son las energías que protagonizarán el futuro de nuestros días.

Las energías del futuro

Hidrógeno

Este elemento puede ser gaseoso o líquido dependiendo del ambiente. Hoy en día se usa en motores que funcionan de forma eficiente. Existen dos tipos:          

     Combustión: El hidrógeno es quemado igual que se quema la gasolina en un motor normal.
     Pila de combustión: El hidrógeno se utiliza para crear electricidad y así mover el vehículo. Es considerado un método sin emisiones ya que solo se crea agua.

Pese a que es una fuente muy sostenible y que existe de una forma muy abundante en el Universo, no es así en nuestro planeta por lo que hay que producirlo y no termina de ser una energía renovable. Pese a las actualizaciones en la producción de Hidrógeno, sigue siendo un proceso caro. Sin embargo se espera que estos costes se reduzcan y se convierta en la energía del futuro.

Biocombustibles

Este tipo de combustible generado por cierto tipo de vegetales ya funcionan en los motores usados hoy en día (biodiesel) y llegan a producir entre un veinte y un cuarenta por ciento menos de gases contaminantes.

En su producción se emplean plantas como el maíz y ya se comercializa con ellos como alternativa e ilimitada, convirtiéndola en una energía verde perfecta ya que simplemente hay que seguir replantando para obtener más plantas.

Sin embargo, este tipo de energía produce una subida de los precios de plantas que sirven de alimento a las personas por lo que tiene un lado muy perjudicial. El futuro de este tipo de energía reside en la utilización de plantas no comestibles.

Placas solares

Es cierto que la energía solar ya está muy presente en nuestras vidas e incluso compañías eléctricas como Iberdrola o EDP ya comercializan con ella. Sin embargo, actualmente las placas solares que se utilizan tienen un rendimiento, como máximo, del quince por ciento, por lo que aún es una energía cara.

Se está trabajando actualmente en paneles solares que aumenten su eficiencia ya que es un tipo de energía que no produce contaminación.

Torio

Hoy en día las centrales nucleares usan uranio o plutonio, cuyo tratamiento es altamente peligroso. La alternativa a esto es el Torio, un material tiene una potencia energética que es cuarenta veces mayor que el Uranio y menos peligroso. Además, este material está muy presente en la naturaleza.

Ya se está utilizando en nuevas centrales nucleares para convertirlo en el protagonista de la producción de energía eléctrica.

Fusión nuclear

Este tipo de centrales son muy eficientes ya que no producen gases de efecto invernadero y es bastante económica. Sin embargo, crean muchos desechos radiactivos por lo que se está buscando trabajar con la energía de fusión, la cual podría ser la salvación de la Tierra ante la contaminación.

Este procedimiento es sencillo para entender pero muy complicado para poner en práctica. Se usan dos átomos de masa parecida (tritio y deuterio) y se induce la fusión de sus núcleos, de manera que se cree un sólo átomo muy pesado. Esto produce una cantidad de energía muy grande con pocos materiales utilizados y, sobre todo, sin desechos peligrosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario