miércoles, 19 de febrero de 2020

Del fonógrafo al Ipod

“Se acabo ese lado, hay que darle vuelta”, “se enredó la cinta” o “se rayó esa canción” son frases sin sentido para los jóvenes y niños de hoy, sin embargo a los más grandes nos remite a esas épocas doradas llenas de aquella música y formatos viejos.

Del fonógrafo al Ipod

Del fonógrafo al Ipod

Los soportes sonoros a lo largo de la historia han sido muy variados y todos fueron fundamentales para dar paso a la innovación de equipos ya existentes. Para algunas personas dichos soportes de la mano de la música constituyen el símbolo de la libertad; para otros no es más que un estímulo al autoaislamiento; ya sea por moda o convicción, muchos simplemente no podemos vivir sin ellos.

Edison fue el creador del primer equipo capaz de grabar y reproducir la voz humana llamado fonógrafo. Desde aquel entonces los equipos fueron evolucionando hasta llegar a el mundo del audio portátil como los que conocemos hoy en día.

Inventado por Thomas Alva Edison en 1877 el fonógrafo se considera uno de los progresos más significativos de la historia del sonido registrado; éste permitió un breve registro vertical hecho en una hoja de la lata envuelta alrededor de un cilindro que luego hacía girar contra una aguja. Ésta subía y bajaba en los surcos del cilindro, produciendo vibraciones que se amplificaban en una bocina cónica.

Entre 1881 y 1886, Chichester A. Bell y Charles Sumner Tainter substituyeron la hoja de la lata por un cilindro de cartón cubierto de cera. En 1888, el mismo Edison ideó la versión final del fonógrafo. Este dispositivo fue equipado de un motor eléctrico, primero hizo cilindros en cera vegetal y después en goma.

El alemán Emile Berliner en 1887 inventa y produce los primeros gramófonos que permiten un registro lateral sobre disco. En poco tiempo, los discos y los cilindros de cera invaden el mercado. Los dos sistemas coexistieron durante algunas décadas aunque más bien en ámbitos de empleo diferentes: los discos se perfilaron para la reproducción musical, mientras que los cilindros se emplearon sobre todo como apoyos para el dictado del correo. La principal ventaja que trajo el gramófono sobre el fonógrafo es que era mucho más sencillo reproducir miles de copias.

El disco de acetato (de 78 RPM) desempeñó un papel extremadamente importante en la historia de la grabación de sonidos. Este tipo de disco tenía una base dura (metal, cristal o fibra) y un recubrimiento esmalta (acetato) en el cual se registraban las gamas.

Fue utilizado sobre todo para las grabaciones profesionales de sonido; en 1957 surgió el primer disco vinilo estereofónico. Con la llegada de la cinta magnética, en los años 50, su empleo disminuyó considerablemente. Actualmente el disco vinilo es utilizado principalmente por aficionados de grabaciones análogas y por DJs.

La primera versión en cinta magnética fue presentada en 1934 por la BASF. Su uso comercial era extremadamente extenso, además ganó especial renombre en el sector profesional de los años 50. Philips inventó el casete e introdujo la primera grabadora en 1963, y después de un año los casetes comerciales comenzaron a circular. Su simplicidad de empleo como medio de registro y sobre todo su precio ventajoso le brindaron gran éxito.

Pocos inventos fueron tan importantes como el reproductor portátil de música de Sony, salió al mercado en julio de 1979 y permitió que millones de personas llevaran su música a todas partes, se trata del modelo TPS-L2, que sólo necesitaba un par de pilas AA. En los 90, con la invención de los CD, las ventas empezaron a caer y fue quedando relegado por la aparición de otros dispositivos.

En la fabricación de los CD la información es almacenada en un sustrato de policarbonato plástico, al que se le añade una capa refractante de aluminio que refleja la luz del láser; se le añade una capa protectora que lo cubre y, opcionalmente, una etiqueta en la parte superior. Los equipos que pueden leer estos CD son los de lectura óptica.

En el año 1984, el reproductor de música portátil irrumpía nuevamente en el mundo digital de la mano de Sony, el Discman D-50, que ayudó a consolidar el uso del Compact Disc. Más tarde, llegaron otros con capacidad para memorizar un programa musical, le incorporaron un sintonizador de radio y compatibilidad con el formato MP3. Después de alcanzar gran éxito con el CD, Sony y Phillips siguieron sendas separadas en el desarrollo de un medio regrabable para el consumidor no profesional.

En 1992, aparecieron reproductores también de Sony capaces de tocar el disco MiniDisc, un formato doméstico de audio digital de alta calidad, que consiste en un pequeño disco y una máquina capaz de reproducir o grabar sonido en él. Su uso puede ser además de domestico también profesional. Está fabricado por un material llamado makrolon recubierto y encapsulado. Registra la información en forma digital, con una excelente calidad de sonido.

Con el invento del formato MP3, el mundo del audio portátil revolucionó nuevamente. Su origen más remoto se encuentra a finales de las décadas de 1970, pero su aparición se concreta entre los años 1994 y 1995. Es un formato de audio digital comprimido con perdida en el cual se puede grabar o introducir información de audio, la cual es comprimida en una memoria.

El reproductor mp3 es el equipo de música más reciente y mejor conocido por la juventud de hoy en día. El equipo pude leer la información musical debido al software, el cual transforma estos códigos durante la compresión en una señal eléctrica para así poder ser escuchada.

El 23 de octubre de 2001, la compañía Apple Computers anunció la introducción del reproductor portátil iPod, y con él, otra nueva forma de escuchar música. Era 30 veces más rápido que el resto de los reproductores de MP3 basados en tecnología USB y era compatible con los formatos AIFF, WAV y MP3. Hoy en día los iPod pueden reproducir distinto formatos de audio, videos, imágenes, texto. El actual iPod Touch puede grabar audio, además claro que reproduce música, permite navegar en Internet, ejecutar juegos con gráficos 3D, compatibilidad con Wi-Fi y Bluetooth, entre otras características.

Cada día la tecnología ha ido avanzando implementando a los equipos nuevos software capaces de codificar la información de forma mas rápida y efectiva; también se han fabricando reproductores más pequeños y livianos debido a la introducción de nuevos materiales. Mientras tanto nosotros seguimos disfrutando de nuestras canciones favoritas, en nuevos formatos aunque sea música de décadas pasadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario